jueves, 31 de marzo de 2016

Un paseo por Cantabria

Esta Semana Santa aprovechamos para acercarnos a la vecina Cantabria, que guarda similitud con Asturias en cuanto al verde y las playas, pero que difiere totalmente en el estilo de las casas.
En este post os dejo algunas recomendaciones en cuanto a visitas, lugares que no hay que perderse y algún que otro sitio para comer. 

Iniciamos la ruta desde Colombres, aún en Asturias, y Pueblo Ejemplar del pasado año. Allí visitamos el Archivo de Indianos, un museo dedicado a la emigración que sin duda merece la pena una parada. Un recorrido por la vida de un emigrante, desde que parte de su tierra hasta que llega a Cuba, Tampa o Méjico. Interesante el contenido y sobre todo digna de admirar la casa, mejor conservada en su interior, con un magnífico patio central y tres pisos con corredor. 




Una vez visitado el museo, merece la pena dar un paseo por Colombres y contemplar otras casas indianas además de pequeñas urbanizaciones de veraneo perfectamente integradas en la estética del pueblo. 

La siguiente parada fue Oyambre. Desde San Vicente de la Barquera hay que seguir el letrero de "playa de Oyambre". El recorrido es precioso, por una carretera al borde del mar y con las verdes extensiones del Parque natural de Oyambre y las dunas de la ría de San Vicente. Se extiende desde San Vicente de la Barquera hasta Comillas y sus playas son el paraíso de los surferos.




Comillas nos recibe con su imponente Universidad Pontificia, sus casas de estilo lebaniego, sus calles empedradas y el sello de Antoni Gaudí en "El Capricho", uno de los pocos trabajos que el artista realizó fuera de Barcelona y quizás el primero tras su salida de la universidad de arquitectura. 
Recomiendo sin dudarlo la visita guiada al Capricho. Hace años que había ido y esta vez cogimos visita y no tiene nada que ver. Las explicaciones del sistema de contraventanas ideado por el genial arquitecto, el porqué de los girasoles en toda la fachada, el misterio de la música presente en la casa, los bancos exteriores convertidos en palcos...¡haced la visita y entenderéis todo esto!



Comillas siempre se caracterizó por los anticuarios y las tiendas de decoración y no defrauda. Merece la pena acercarse también a la playa y dar un paseo por la zona del puerto hasta el faro





A la vuelta y recordando un restaurante mejicano que habíamos visto en Colombres reservamos para probarlo. Primero un aperitivo en un antiguo bar del pueblo situado frente a la plaza mayor y después comida en "El mejicano". Esta muy cerca de la plaza mayor y en su fachada ondea una enorme bandera de mejico. Los platos son riquísimos, con auténticos sabores de Mejico y un precio muy ajustado. Recomiendo los nachos con guacamole y el surtido de tacos. 







1 comentario:

  1. Interesante descripcion de ese trocito precioso de Cantabria

    ResponderEliminar