sábado, 9 de marzo de 2013

Entrevista a Enrique Loewe



He tenido el privilegio de entrevistar en exclusiva para la revista SPEND IN a Enrique Loewe, en el marco de una conferencia que ofreció en Asturias bajo el título "Cómo educar en la estética y la belleza".
                                                     
La quiero compartir con vosotros a través del blog porque si hay una máxima en la decoración, en el vestir, en la forma de comportarnos, en....todo! es la sencillez.

A través de la esta entrevista descubriremos que la sencillez es el pilar de la elegancia para Enrique Loewe.

                        


Empresario de moda, presidente de la Fundación Loewe, socio de honor de la Asociación de Creadores de Moda de España, miembro del consejo asesor del Museo del Traje de Madrid, del Comité Científico del Istituto Europeo di Design y de la Fashion Management School, además de patrono de honor de la Fundación Tecnomoda. 

Enrique Loewe, representa a la cuarta generación de la familia Loewe y no titubea al admitir que el concepto de lujo “está en revisión” y que los objetos de lujo “son los que se diseñan para ser compañeros, para hacerlos aún más bellos”.


Loewe es una de las compañías internacionales líderes en moda y complementos de lujo que comenzó en una pequeña factoría de cuero en Madrid en el año 1872. ¿Cómo fueron esos comienzos y por qué la elección de España?

A mediados del siglo XIX, mi bisabuelo viajaba por toda Europa en una época marcada por las revoluciones y los cambios, estuvo en Inglaterra, Alemania…y al final se estableció en España por ser un país fantástico, una enorme fuente de inspiración y un lugar en el que la piel tenía una tradición indudable proveniente de la cultura árabe y del mediterráneo.


¿Qué es lo que distingue a Loewe del resto de marcas?

(Risas) ¡Pues yo eso se lo preguntaría a las demás marcas o a los clientes!.
Lo que nosotros intentamos ser es un sitio en el que el diseño,  la artesanía y la calidad sean verdad. Porque pensamos que el lujo en definitiva es la consecuencia de la verdad.
Hace ya algunos años le preguntaba a una amiga, una escultura francesa muy reconocida y miembro del comité Colbert, qué era el lujo. Y ella me contestaba “Enrique, el lujo es la verdad”. Bueno, pues de alguna manera, poéticamente, Loewe pretende ser verdad.


¿Y qué es la moda?

Eso es más difícil de definir. Moda es todo aquello que utiliza la cultura para cambiar, moda son periodos de diversa longitud que inciden en diversos aspectos -política, ciencia, poesía, música, arquitectura…-.  El ser humano y la cultura se mueven a través de ciclos y a través de modas. Aplicado al vestir y a la decoración, la moda es ese fenómeno que tiene lugar dos veces al año, por lo menos, y que hace que el hombre se atempere a las temperaturas que hay en su entorno. Y sobre todo en este siglo XX la moda se ha convertido en fuente de belleza, de arte, de inspiración y de fenómeno social.  Lo peor que hay en la moda es la imitación, tajantemente reivindico la destrucción del efecto imitador en la moda.


En una entrevista al modisto Armani que leí hace tiempo le preguntaban “¿Qué le recomendaría a una mujer para que vaya elegante?” y él respondía “que justo antes de salir de casa se quite dos o tres cosas de las que lleva, porque la elegancia es sencillez”. Ahora yo le pregunto ¿Qué le recomendaría el señor Loewe a esa mujer?

Yo le aconsejaría que se quitara todas y que empezara desde el principio siguiendo la misma teoría. Por supuesto, la elegancia es sencillez, autenticidad en la mirada,  es cómo te percibe la gente a lo largo del tiempo, es la forma de ser, y es construir desde dentro hacia fuera. La elegancia tiene mucho más que ver con la personalidad que con lo que te pones encima porque la elegancia no es el vestido que llevas a una fiesta, eso es apariencia. 


" Lo peor que hay en la moda es convertirnos en imitadores. La elegancia es sencillez, autenticidad en la mirada, es cómo te percibe la gente a lo largo del tiempo, es la forma de ser, y es construir desde dentro hacia fuera"

Hablando de elegancia, puede que le ponga en un compromiso, pero ¿quién es la mujer que mejor representa la elegancia en España?

Sí, me pone en un compromiso. Pienso que hay muchas y no podría elegir a una sola. ¿Para qué voy a elegir una habiendo tantas?





Una seña de identidad de Loewe son los cuidados escaparates, muchas veces convertidos en foco de atención de las ciudades. ¿Qué papel juega un escaparate en la venta del producto?


El escaparate es fundamental para la dignidad del comerciante que vende el producto. Yo encuentro que una de las grandes dificultades o asignaturas pendientes que tiene la moda en España es el descuido que se dedica a los escaparates.  Los escaparates deben ser el foco de atención principal de una tienda porque cada escaparte puede ser una obra de arte en sí mismo. Considero que las personas que se dedican a colocar los escaparates deben ser profesionales. Decorar un escaparate es un trabajo profesional, difícil, se trata de manejar la luz, se trata de manejar los volúmenes. Desconfío muchísimo, y me asustan, los escaparates donde hay 150 productos con el resultado evidente de que no veo ninguno; me gustan mucho más los escaparates donde hay pocas cosas bien iluminadas y claramente expuestas.


Es decir, que también aplicamos la sencillez al escaparate ¿verdad?

Por supuesto. La sencillez es una norma de vida desde antes de Santa Teresa.


Si no estuviera inmerso en el mundo de la moda…¿en qué mundo le encontraríamos?

(le sorprende la pregunta y se toma unos segundos) Pues he estado a punto de estar en mundos totalmente opuestos. Yo estudié Filosofía y Letras y Políticas, pero las necesidades del guión me obligaron a entrar en Loewe, me obligaron literalmente. Al principio estaba bastante entristecido, pero luego la verdad es que ha sido algo apasionante, la pasión de mi vida sin dudarlo.
Lo que son las cosas…

"El escaparate es fundamental para la dignidad del comercio que vende el producto. Yo encuentro que una de las grandes dificultades o asignaturas pendientes que tiene la moda en España es el descuido que se dedica a los escaparates". 


Volviendo unos años atrás, recordamos los 70, en los que nace el bolso Amazona, la línea pret a porter, el primer perfume de Loewe y el famosísimo anagrama con las cuatro “L’s”, ¿todo tiempo pasado fue mejor?

No, no…¡ahora tenemos otras muchas cosas!. Ese fue sin duda un momento de identidad, el momento en el que Loewe en España deja una impronta, descubre unos materiales, y hay un diseñador afortunado al que se le ocurre el anagrama. Respecto al Amazona, toda casa que cuenta con una larga trayectoria tiene siempre este tipo de objetos de culto, pero ahora hay bolsos en Loewe, que no diré que son más bonitos, pero que son iguales.

Y como no queremos anclarnos en el pasado sino hablar del futuro ¿qué proyectos tienen en marcha la Fundación Loewe?

La Fundación Loewe tiene el proyecto fundamental de ser internacional. Loewe cuenta en la actualidad con unas 160 tiendas por el mundo, de las cuales 40 están en Japón, otras muchas en Asia, en Europa…seguimos abriendo tiendas, próximamente lo haremos en Roma, y por ello deseamos que la Fundación tenga un lenguaje que pueda ser más internacional. Tenemos un premio de poesía, el más importante que hay en castellano, que cumplió este año su 25 aniversario y es muy reconocido para el mundo de habla hispana. En la Fundación vamos a preservar la poseía y ese premio como está,  pero ir más allá, romper fronteras y por eso nos estamos acercando más al mundo de la danza,  en el que ya patrocinamos la temporada del Teatro Real y del Teatro del Liceo en Barcelona, pero en el que queremos volcarnos, porque la danza es un lenguaje universal que se entiende en cualquier idioma. También vamos a esforzarnos en el desarrollo de la artesanía moderna y del diseño; una artesanía que abra el camino hacia el refinamiento y hacia el lujo, para la vida de hoy, pensada y diseñada con nuevos materiales. Queremos que España se ponga al día en este sentido por una sola razón: porque no lo está.

Y como ya estamos en la frontera entre el 2012 y 2013, ¿qué le pide Enrique Loewe al año que está a punto de entrar?

Le pido una jubilación feliz, porque llegará el 30 de marzo, y ¡me deseo lo mejor!

Nosotros también le deseamos lo mejor. 

Espero que os haya gustado. Desde aquí un besito a mi amiga Ana (del blog I'm not only), una admiradora como yo de la moda, quien me acompañó a la entrevista y estuvimos juntas en la conferencia; una excusa excelente para comer juntas y ponernos al día.

Feliz "sencillo y elegante" fin de semana!

Por cierto, hoy el País publica una entrevista con Enrique Loewe, así que lo tenemos por partida doble.



3 comentarios:

  1. Interesante entrevista.Me ha gustado mucho.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. que chula la entrevista!!!!! que suerte!!

    ResponderEliminar
  3. Ay! Muchas gracias! Como dices fue una oportunidad perfecta para vernos y pasar una tarde diferente, ¿eh? Y cambiar mi imagen de Loewe, ¡qué forma de hablar tiene! Un beso y por muchas 'quedadas' más :)

    ResponderEliminar