jueves, 3 de septiembre de 2015

Pisando historia


Después de unos días de descanso, el blog vuelve con un montón de lugares, rincones y cosas interesantes para mostraros.
El post de hoy habla de un lugar en el que el presente y el pasado se dan la mano, un sitio en el que sientes que estás pisando la historia y en el que sabes que se tomaron decisiones que hicieron cambiar el rumbo del mundo.
Se trata de Hyannis, una pequeña localidad en la increíble península de Cape Cod, a medio camino entre Boston y Nueva York.


Hyannis fue el lugar elegido por los Kennedy para convertirse en el retiro perfecto de su numerosa familia, un refugio que nos dejó para la posteridad las imágenes más distendidas del presidente más carismático de los EEUU.

Pasear por la playa, navegar en el velero, comer en familia, jugar con los niños…son momentos que la playa de Hyannis guarda en el recuerdo y que parecen volver cuando se pisa la arena, se mira al mar o se contempla la preciosa mansión en primera línea que acogió a la familia desde 1928.



Hoy es un complejo privado “Kennedy Compound” al que no se puede acceder, pero que se puede contemplar.


En su día fue el lugar de veraneo de Kennedy y su familia, aunque también fue un refugio para Jacqueline y sus cuñados en 1963 después del asesinato de JFK. La mansión fue hogar para tiempos felices y de dolor. Allí se dieron cita grandes acontecimientos como la boda de Carolinne Kennedy y se vivieron los momentos de duelo posteriores al accidente aéreo en el que perdió la vida John-John en julio de 1999.



Hace unos días, paseando por la playa, contemplando la casa, acercándonos al mar desde el embarcadero y caminando por la orilla, sentimos sin duda el peso de la historia y la sensación de que años atrás las huellas que quedaban en la arena no eran las nuestras, eran de otros…





1 comentario:

  1. Merecio la pena esperar la vuelta.
    Un post que nos transporta a un pasado reciente y a un sitio precioso

    ResponderEliminar