lunes, 15 de junio de 2015

Cenar como en casa

Siempre que vamos a Madrid nos gusta descubrir sitios nuevos. Esta vez cenamos en una casita ideal en la Calle Padilla bajo el nombre "Donde Mónica"


Un pequeño chalet en medio de la ciudad, coqueto, acogedor y decorado como lo habría hecho yo. Tonos blancos, papel en las paredes, plantas, bajoplatos de mimbre, pizarras que anuncian las últimas creaciones gastronómicas, tartas artesanas bajo recipientes de cristal y muchos elementos de IKEA combinados de forma armoniosa. 




Había reservado en la terraza y por suerte no había sitio. Digo por suerte, porque merece la pena disfrutar de la decoración de la casa. 





La carta es sencilla pero con variedad de platos, ingredientes naturales, buena presentación y muy rico. Nosotros cenamos la variedad de mini-hamburguesas, la ensalada caprese y los noodles con verduras. El precio ajustado y asequible.


Os lo recomiendo sin dudar. 
Calle de Padilla, 3. Madrid. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario