jueves, 18 de abril de 2013

Por un dulce año

Mi amiga Ana (I'm not only) cambia de aires y se va a vivir a la maravillosa Barcelona. Como hace poco fue su cumple, le envié un detallín a su casa para felicitarla y sobre todo para desearle un buen año.

En una cajita tipo happy meal (así la llamo yo) con una cinta y una puntilla. Sobre ella escribí la frase principal: Que este año sea muy dulce. Este es mi deseo.



La caja la cerré con una etiqueta con su nombre atada con baker twine naranja.


El interior siempre tiene que ir en consonancia con el interior...y qué hay más dulce que el chocolate?
Así que tres detalles hacen honor a este exquisito manjar: 
      - Una libreta que simula una tableta con un mordisco
      - Unos bombones con distintas formas (Mickey Mouse, un patito, un coche, una calavera...)
      - Y jabón del cuerpo con olor a chocolate. 





Ya ha recibido el detalle y le ha encantado. Ahora solo nos queda el desayuno de café y croissant de chocolate que tenemos pendiente para despedirnos y ponernos al día.

Muchos besos!


2 comentarios:

  1. Y tanto que me ha encantado :D No solo por lo rico que estaba el chocolate, si no porque los detalles son los que hacen las cosas especiales, ¡y tú eres toda una experta en eso! Ya tengo ganas de ese desayuno :) Sabes que tienes vía libre para una visita a Barcelona eh? Muuuaccck!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado. Y por supuesto lo de Barcelona, ya sabes lo que me gusta viajar! nos vemos, un besito.

    ResponderEliminar