martes, 12 de febrero de 2013

Un paraíso para los golosos

Hoy os traigo un negocio que me ha dejado alucinada por lo bonito que está.
Se trata de la panadería-pastelería Gisela. Me ha enviado las fotos mi tía María pensando que me podrían gustar para el blog y ha acertado de pleno!


Estos días la tienen decorada de San Valentín, y la dueña (que me han dicho que es un encanto) merece todas mis felicitaciones por el esmero que ha puesto. Y si no me creéis echad un ojo a este rincón:


El mantel de corazones, la silla de madera con los tarritos de mermelada con telas y cintas de distintos colores, la cesta de mimbre del pan con una oblea de corazón, las tartas, los cucuruchos de papel con recortes de corazones y un largo etcétera que suma un trabajo de papelería y repostería excelente.


En el interior, cada rincón está cuidado al mínimo detalle. Este aparador esconde botes de caramelos, brochetas de gominolas y piruletas de colores. 


Hay sitios a los que entramos porque nos llama la atención la decoración y realmente lo que se vende queda en un segundo plano, y hay otros en los que pasa lo contrario. Pero en Gisela se dan los dos factores: gusta la decoración y gustan los productos. 

Pan de nueces y pasas buenísimo, raciones de tartas de queso, pasteles, galletas personalizadas, pastas, bombones... el paraíso de las golosas como yo!


Ya sabéis, si algún día vais a Ponferrada, no dejéis de entrar en Gisela. En la calle Ramón y Cajal, 25.



Que paséis una dulce semana!


5 comentarios:

  1. Ya estaba esperando yo que fuese en Gijón ;) La verdad que apetece ir y comprar un montón de cosas para una buena merienda o desayuno. La decoración, de 10. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues no...habrá que hacer una excursión a Ponferrada! besito!

    ResponderEliminar
  3. OS ENCANTARA, NO DUDEIS EN VISITARLO , MERECE LA PENA!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me chifla, es super cuqui!!! Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar