viernes, 12 de octubre de 2012

Mesa de verano en otoño

La semana pasada celebramos un cumpleaños con una comida para cuatro. A pesar de estar en otoño el tiempo aun permite comer fuera algo que es una maravilla!
Asi que me anime y puse la mesa fuera.


Los cojines y el mantel tienen historia. La tela la compre en el bazar de Nairobi (Kenia), creo que en realidad era un pareo gigante y lo converti en cuatro cojines y un mantel. ¿Os gusta? a mi me encanta el colorido que tiene, los tonos rosas, morados...


Sobre el mantel puse unos mantelillos individuales en tonos fresa y morado de Zara Home.  Tengo un monton! los uso muchisimo y los combino según el color del mantel principal. Para una cena en el interior uso mucho el mantel marrón con los individuales en beige y blanco roto.

La mesa y las cuatro sillas son de Ikea.


Los platos, cuadrados y grandes, los compre hace poco, me gustaron mucho los números que traen. Son de Maison Du Monde. Los cubiertos de Mariscal. Y la orquídea que decora en el centro nos la regalo una amiga y es de la tienda Casa.


Y mi toque preferido: las servilletas. Algun día os enseñare la colección de servilletas que tengo. Me encantan! dan muchísimo juego. Estas me parecen preciosas, son de Portico.

Espero que os haya gustado. Animaros a poner una bonita mesa, la primera impresión es la que cuenta, y os aseguro que si la mesa llama la atención...la comida o la cena estará aun mas rica de lo que os salga!

2 comentarios:

  1. Me encanta tu idea de transformar el foulard gigante en un mantel y en cuatro bonitos cubrecojines! Queda muy chic! Te copio la idea!

    ResponderEliminar
  2. Transformar una cosa en otra es parte de la decoración. Hay que ver mas de un uso en cada cosa que tenemos.

    ResponderEliminar